4.7. Coevaluación de Portafolios

4.7.1. PROCESO Y PRODUCTOS DE APRENDIZAJE

ACTIVIDAD:Coevaluación de Portafolios, llenando instrumento de coevaluación

Nuestros Portafolios de Aprendizaje fueron coevaluados por los estudiantes del diplomado, en nuestro caso lo realizaron entre los Grupos A1 y B1, de acuerdo a un formato establecido con ciertos criterios como ser:

  • Presentación del Portafolios
  • Reflexiones iniciales y finales
  • Presentaciones de los módulos
  • Selección de las actividades
  • La secuencia, orden, redacción e imagen

Inicialmente se lleno el formato proporcionado, después nos reunimos entre pares coevaluadores de ambos grupos.

Portafolios Gioconda Jaimes
Portafolios Gioconda Jaimes

Me reuní con Giocanda para intercambiar criterios sobre el trabajo que cada una de nosotras había desarrollado, aportamos cada una con sugerencias y observaciones sobre nuestros portafolios, al igual que apreciamos aquello que nos pareció mas interesante, lo que destacamos es que ambas tenemos dos formas distintas de expresarnos, ella es mas informal y espontánea, en cambio yo soy mas formal y seria en mi redacción. Coincidimos que son características que van de acuerdo a nuestra personalidad.

 

Ambas plasmamos en nuestros portafolios las actividades que nos parecieron mas relevantes, cada una a nuestra manera y percepción, con el objetivo de aportar en este proceso de enseñanza y aprendizaje que contribuirá a mejorar nuestra actividad docente.

 

Tratamos de cumplir con todos los puntos y aspectos que debía tener nuestro portafolios, de manera que fuera comprensible para quien lo revisara.

 

4.7.2 REFLEXIÓN

En el proceso enseñanza aprendizaje se hace necesario que los educandos reconozcan la importancia de utilizar la autoevaluación, la coevaluación y la evaluación compartida, como vía para su formación. Evaluar el desempeño propio, evaluar a los similares y dialogar con los evaluadores en la búsqueda de unificar criterios, de forma crítica y reflexiva, contribuye a que la evaluación sea más justa, sistemática, y participativa.

La evaluación en los procesos de enseñanza-aprendizaje, siempre ha sido polémica, tanto para los docentes como para los estudiantes; inclusive genera cierto temor, unos tiemblan al momento de ser evaluados otros lloran y hasta existen los que simplemente abandonan ciertas actividades académicas por no pasar por el proceso de evaluación.

 

Desde el punto de vista metacognitivo, el hecho de que los educandos conozcan los indicadores para el desarrollo de la evaluación, contribuirá a la toma de conciencia de cómo transcurre en ellos, el proceso de conocimiento y su ejecución. Esto los entrena en el conocimiento de sí, en su autovaloración y a planificar y organizar su ejecución, en función de una autoevaluación donde las posibilidades se correspondan con el nivel de aspiraciones.

La Autoevaluación y la Coevaluación tiene una gran influencia, debido a que ésta forma de evaluar deja abierta la posibilidad de que el alumno sea también un evaluador y de los aprendizaje de sí mismo y de sus compañeros; ayuda también a aumentar el grado de confianza en sí mismo y al resto de sus compañeros permitiendo ser más abiertos a las posibilidades del conocimiento significativo. El éxito radica en hacer que los alumnos se conocieran así mismo, su verdad, sus limitaciones y qué realmente necesitaban aprender para ser competentes. 

 

La coevaluación por su parte, se utiliza para referirse a la evaluación entre pares, entre iguales. La coevaluación es aquella forma de evaluación donde los evaluadores y evaluados intercambian sus roles alternativamente. Es la evaluación que ejercen entre sí los educandos, es decir, uno evalúa a todos y todos evalúan a uno. Ello contribuye al desarrollo de la valoración crítica y constructiva.